De esta forma, los expertos de la Universidad Loyola aportarán su experiencia en una serie de proyectos identificados por el sector público para impulsar la neutralidad climática en Andalucía y fomentar el uso eficiente de sus recursos.

Este trabajo, según ha informado la FAMP, se quiere acometer desde una perspectiva colaborativa donde se refleje la realidad de todos los agentes y sirva de palanca de cambio para nuestros pueblos y ciudades.

Esta iniciativa reunió el pasado viernes a más de una veintena de empresas y agentes innovadores del ecosistema andaluz para constituir los grupos de trabajo técnicos que avanzará sobre el trabajo realizado previamente en dicho marco por las más de 45 entidades públicas que conforman la iniciativa.

El pasado mes de noviembre la FAMP abrió un proceso de adhesión para el sector privado al Comité Andalucía Green Deal con el objetivo de apostar por la innovación y consolidación de las relaciones públicos-privadas. Más de 70 solicitudes de empresas de Andalucía, universidades, centros tecnológicos e innovadores, entre otros, mostraron su voluntad de formar parte de esta iniciativa a través de la firma del Manifiesto de Adhesión.

Aportar experiencia en proyectos tractores

De entre todas ellas, tras pasar por un Comité de Evaluación, se seleccionaron un total de 24 entidades entre las que se encuentra la Universidad Loyola, y que constituyen el grupo técnico asesor que complementará la visión y aportarán su “expertise” en los proyectos tractores identificados por el sector público.

Estos proyectos tienen como objetivo impulsar la neutralidad climática en nuestra región y fomentar el uso eficiente de sus recursos. Este trabajo se quiere acometer desde una perspectiva colaborativa donde se refleje la realidad de todos los agentes y sirva de palanca de cambio para nuestros pueblos y ciudades.

Durante las próximas semanas, según el plan de trabajo presentado durante la jornada, estas entidades trabajarán diferentes ámbitos como la movilidad, eficiencia energética, residuos, administración electrónica, digitalización e infraestructuras verdes. De esta forma, se espera tener una visión global de los proyectos el mes de marzo.

Loyola y la Innovación Abierta

El pasado mes de abril, la Universidad Loyola a través de su Vicerrectorado de Investigación creó Loyola InnoHub con el objetivo de ayudar al desarrollo de estructuras económicas sostenibles, resilientes y justas, basadas en conocimiento y tecnología, mediante innovación abierta para el mundo.

Esta unidad, integrada por un equipo de profesionales con amplia experiencia empresarial, es un lugar de encuentro entre agentes del ecosistema empresarial e innovador. Se concibe como incubadora de proyectos basados en el conocimiento y la tecnología, a partir de la cual se puedan desarrollar nuevas estructuras económicas, conectando distintas entidades y consiguiendo un impacto positivo en la sociedad.

Change your preferences Manage cookies