Interiorización y experiencia de la fe

Con la expresión interioridad y experiencia de fe denominamos a la tercera línea de acción que el SED desarrolla. Con ella, se pretende alimentar y actualizar la fe de quienes se reconocen creyentes. Igualmente ofrece a todos la oportunidad de acompañar procesos y brindar experiencias que disponen para la interioridad, despiertan la espiritualidad, abren a la trascendencia y hace avanzar el diálogo interreligioso.

Esta línea se concreta en actividades y experiencias como la oración de la mañana, los grupos Loyola, los grupos de confirmación, los Ejercicios Espirituales para universitarios, el retiro ignaciano, acompañamiento personal, la escuela de silencio o la celebración de la Eucaristía.