¿Qué nos diferencia?

Loyola SOL se caracteriza por:

  • Seriedad, rigor y reconocimiento como centro universitario. Somos el centro de idiomas de la Universidad Loyola Andalucía y junto con esta pretendemos la excelencia en todas las actividades que realizamos. Es por ello que nos tomamos muy en serio el aprendizaje de idiomas por parte de nuestros alumnos y aplicamos esta seriedad y el rigor en nuestras tareas diarias: con los alumnos y su activa participación en el aprendizaje del idioma; con los docentes en su papel de proveedor, moderador, evaluador, etc., con las propias metodologías usadas, y con nosotros mismos.
  • Experiencia y formación académica de sus docentes, junto con una investigación de calidad. La mayoría de nuestros profesores -nativos o bilingües-  han desarrollado su carrera profesional como docentes en la universidad, por lo que su formación académica, su metodología de trabajo y su investigación en distintos ámbitos relacionados con el aprendizaje de idiomas están presentes en todas las actividades de nuestro centro.
  • Flexibilidad y adaptación a distintos públicos. Nuestra experiencia y conocimiento del sector nos permiten adaptarnos a los distintos colectivos que componen nuestro alumnado. 
  • Internacionalización. Una red de contactos internacionales con universidades extranjeras que nos permite realizar actividades de intercambio y de inmersión lingüística.
  • Metodología ecléctica. Seleccionamos las herramientas didácticas más adecuadas para dar respuesta a la diversidad de estilos de nuestros alumnos.
  • Enseñanza de idiomas con tecnologías de última generación. Las aulas están totalmente diseñadas y equipadas para la enseñanza de idiomas. En todas las clases, los alumnos recibirán docencia con los últimos avances tecnológicos.
  • Alianzas con otras instituciones de prestigio internacional. Como Cambridge ESOL Examinations y ETS – Toefl, que nos permiten ofrecer a nuestros alumnos una acreditación de sus idiomas objetiva y reconocida mundialmente.
  • Formación en competencias interculturales. Conocer una lengua perfectamente no implica que seamos capaces de tener éxito en ambientes multiculturales. Hemos de ser también culturalmente competentes, es decir, conocer aquellos valores culturales propios de un grupo y ser capaz de establecer relaciones con sus miembros.