El Departamento de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía apuesta por la formación innovadora de sus estudiantes

Estudiar un grado de ingeniería en sevilla

La ingeniería es una de las profesiones con más futuro en el mercado laboral, pero también una disciplina que exige a quienes deciden estudiar un grado en ingeniería, una formación teórica y práctica ajustada a las nuevas exigencias empresariales. 

En este sentido, la Universidad Loyola Andalucía cuenta con un itinerario educativo que ofrece al alumnado la capacidad de desempeñar su profesión con las mejores garantías.

“El Departamento de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía está formado por profesores con diferentes perfiles: docentes con dedicación completa; profesionales en activo que desempeñan su trabajo empresas de ingeniería y becarios de investigación, que están en periodo de formación,  haciendo sus tesis doctorales o en algunas de las líneas de investigación del departamento”, explica Pablo Millán Gata, director del Departamento de Ingeniería.

Metodología innovadora para la formación de los ingenieros

En el área de docencia, “apostamos por una enseñanza innovadora, llevando a las aulas nuevas metodologías de éxito, que se traducen en un marco docente con un alto grado de acompañamiento para enseñar no sólo conocimientos, sino también habilidades y valores, que completan la formación práctica. Lo que pretendemos es ceder espacio a la autonomía para que los estudiantes de los grados en Ingeniería sean protagonistas de su propio proceso de aprendizaje”, apunta Millán.

Un ejemplo de este empeño por facilitar al alumnado una formación innovadora son los programas Loyola Teams, que impulsa el trabajo en equipo para desarrollar diferentes investigaciones, que permiten el aprendizaje práctico sobre diversos temas de ingeniería.

En el área de I+D, el departamento está continuamente generando ideas para poner en marcha proyectos innovadores en ámbitos como la robótica de servicios; sostenibilidad y medio ambiente; aplicaciones para la salud; y energías renovables como instrumento de lucha contra la pobreza.

“Los proyectos de investigación de impacto tienen que integrar equipos multidisciplinares en los que los investigadores sean expertos en diferentes áreas y colaboren en un entorno multidisciplinar. Por ello, nuestro departamento de ingeniería siempre está disponible para colaborar con otros departamentos de la universidad y con otras universidades nacionales e internacionales”, apunta Millán.

Entre las últimas colaboraciones del Departamento de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía, destaca su participación en un proyecto financiado con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, del que forman parte investigadores de la Fundación ETEA para la Cooperación y el Desarrollo y de la Fundación Hondureña para la Investigación Agrícola.

“El objetivo de este proyecto es llevar electricidad a remotas poblaciones hondureñas, produciendo esta electricidad a partir de pequeñas turbinas, que obtienen la energía en los arroyos que transcurren cerca de estas comunidades”, explica Pablo Millán.

 

La actividad investigadora, que lleva a cabo el departamento de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía, se refleja en numerosas publicaciones científicas en revistas de prestigio internacional, situadas en las primeras posiciones en los rankings más exigentes según su índice de impacto. La línea de investigación principal del departamento es la optimización, supervisión y control en sistemas distribuidos, como las smartgrids (redes de transporte eléctrico) y las smartcities

Un trabajo que repercute positivamente en la formación de los futuros titulados con un grado en Ingeniería, que deciden confiar su aprendizaje a la Universidad Loyola Andalucía. 

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn