La Universidad Loyola acoge desde hoy a 341 estudiantes internacionales de 40 nacionalidades diferentes

La Universidad Loyola acoge desde hoy en sus campus a los 341 estudiantes internacionales de 40 nacionalidades que estudiarán en la Universidad este curso, tanto durante el primer semestre, como durante todo el curso, lo que supone la cifra más alta de estudiantes incoming internacionales en un solo curso desde la puesta en marcha de la Universidad.

De estos, 197 cursarán sus clases en el Campus de Sevilla y 144 en el de Córdoba. Con respecto a las nacionalidades, Italia, Francia, Alemania y Países Bajos son las más numerosas, aunque también proceden de otros países europeos como Reino Unido, Irlanda, Portugal, Suecia, Polonia, República Checa, Suiza, Hungría, Bélgica, Dinamarca o Noruega, entre otros. Con respecto a los países de fuera de Europa, los alumnos proceden de Estados Unidos, Colombia, Corea, Taiwan, Uruguay, México, Brasil, El Salvador, Nicaragua, Ecuador o Marruecos, entre otros.

Asimismo, 278 estudiantes de la Universidad Loyola viajarán hasta otras universidades de todo el mundo, principalmente en países europeos y Estados Unidos, para cursar este primer semestre o el año académico completo. Para el segundo semestre se espera recibir, según la evolución del COVID, a otros 200 estudiantes de intercambio en grado y, asimismo, se espera volver a abrir los programas de verano y Faculty Led programs que se realizan con universidades americanas como Loyola Chicago y Marquette (tanto en Grado como Master) o latinoamericanas (Javeriana de Bogotá o Católica de Uruguay).

Alumnos internacionales Loyola Cordoba

Jornadas de Bienvenida

Por otro lado, la Universidad Loyola comienza su actividad los próximos días 1, 2 y 3 de septiembre celebrando las jornadas de bienvenida para su alumnado de grado de nuevo ingreso, que este cursoha aumentado en torno a un 13% con respecto al pasado curso académico, alcanzando cerca del millar de nuevos estudiantes en sus Campus de Sevilla y Córdoba. Esta cifra se cerrará definitivamente en los próximos días cuando concluya el proceso de matriculación que aún permanece abierto. 

De este modo, el nuevo alumnado se incorporará a la vida universitaria de Loyola conociendo a su profesorado, tutores y estudiantes de cursos superiores que compartirán su experiencia y que les acompañarán en el proceso de adaptación a esta nueva etapa gracias al programa de mentoring. Las clases comenzarán el día 6 de septiembre de manera presencial con las medidas de seguridad y salud establecidas en su plan de contingencia.

Durante los días 1, 2 y 3 de septiembre, los responsables académicos presentarán el proyecto formativo y explicarán los objetivos de formación de grado, experiencias e itinerario de aprendizaje, plan de estudios y normativa académica. Asimismo, tendrán la oportunidad de conocer la actividad de los servicios de Relaciones Internacionales y Carreras Profesionales, así como la misión y valores de la Universidad como centro de la Compañía de Jesús.

Igualmente, las jornadas de bienvenida contemplan una parte más lúdica en la que los diferentes servicios de la Universidad organizarán divertidas actividades para que los nuevos estudiantes puedan conocer la amplia oferta de servicios que tienen a su disposición y para fomentar que se conozcan entre ellos. De este modo se desarrollarán juegos deportivos, concursos de idiomas, juegos de emprendimiento, actuaciones del grupo de teatro y el coro, gymkana cultural, demostraciones del club de debate, o actividades relacionadas con los ODS y el medioambiente, entre otras muchas.

Por otro lado, se informará a los nuevos estudiantes de los protocolos de seguridad y salud de obligado cumplimiento en los campus. El nuevo alumnado también recibirá sesiones explicativas y guías sobre cuestiones prácticas: identidad digital para el acceso a los diferentes servicios, uso de la plataforma Moodle, plataformas de videoconferencia, etc.

Medidas de seguridad

La llegada de los nuevos estudiantes a los Campus se realizará bajo las medidas de seguridad adoptadas por la Universidad desde el curso pasado con el objetivo de preservar la salud de la comunidad universitaria. Entre otras medidas, se han dispuesto alfombras virucidas en la entrada, se han diseñado los itinerarios de acceso y circulación por el campus para evitar aglomeraciones, hay dispensadores de gel hidroalcohólico repartidos por todas las instalaciones y en las entradas de las aulas, se han instalado mamparas en los puestos de atención al público, y se han adecuado las aulas para mantener la distancia de seguridad necesaria entre los estudiantes, que deberán llevar la mascarilla durante las clases.

En este sentido, el plan de contingencia desarrollado por la Universidad recoge pormenorizadamente todas las medidas individuales y colectivas de obligado cumplimiento y establece qué hay que hacer según diferentes escenarios.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn