Trabajo Fin de Grado (TFG): claves para superarlo con éxito

Superar el Trabajo Fin de Grado con éxito

Después de tantas horas de esfuerzo y estudio, estás a un paso de conseguir tu ansiado grado universitario. Has superado todas las asignaturas, prácticas y trabajos durante estos años ¡Enhorabuena!

Pero sabes que aún no está todo hecho. Toca un último esfuerzo. Es el momento de centrar toda tu atención en el trabajo fin de grado (TFG), último escalón para obtener tu título universitario y que, además, podrá posicionarte de cara a tu proyección laboral como entendido o entendida en aquello que investigues.

La defensa del TFG, o lo que es lo mismo, el proyecto de fin de carrera, no es algo que debas tomarte a la ligera. Asi que si andas inmerso o inmersa en este punto y no tienes muy claro por dónde empezar, toma nota de lo que vamos a contar. 

Lo primero que debes hacer es elegir el tema sobre el que vas a centrar el Trabajo Fin de Grado. Piensa que vas a pasar muchas horas estudiando e investigando sobre el asunto concreto, por tanto, ten en cuenta tus gustos e intereses porque de esta manera el trabajo será más llevadero. Si abordas un tema que te agrada, será más fácil sacar el proyecto adelante.

¿Quién será la persona encargada de dirigir tu proyecto? Este punto es también importante para el devenir de tu investigación. Tener buena sintonía con el director o directora del TFG es importante porque será quien te oriente y ayude cuando lo necesites durante este proceso.

Cómo abordar el Trabajo Fin de Grado

Cuando tengas claros estos dos primeros puntos, será ell momento de comenzar con tu trabajo de investigación. Para ello será necesario unas dosis de organización, esfuerzo y paciencia. Piensa que el TFG ha de ser el resultado de un proceso que implica búsqueda de información; lectura de libros y consulta de documentación de diferentes fuentes para contrastarlas; elaboración de entrevistas; y análisis de datos y resultados que finalmente te permitan sacar tus propias conclusiones. Tu objetivo ha de ser claro: hacer un trabajo original con datos exclusivos.

Para que el trabajo no se haga cuesta arriba y tu esfuerzo tenga la recompensa que buscas es fundamental contar con una buena organización desde el principio. Cuando tengas claro qué contenido vas a utilizar, haz esquemas y desecha el material que no vayas a utilizar. Esta selección te permitirá acotar la información que vas a emplear en tu proyecto de investigación. 

Cuando comiences a dar forma a tu trabajo ¡cuida la redacción! Expón las ideas de modo claro y sin rodeos. Sé directo. Dar vueltas a una misma idea para rellenar espacio es un error que los examinadores penalizan. Asi que ¡ojo con la redacción si quieres que tu TFG tenga éxito!

Las conclusiones del Trabajo Fin de Grado representan la culminación de un proceso que se inicia con diversas hipótesis que al final se confirman o no. También presenta un resumen que refleja la dinámica del TFG, por tanto, es un apartado que debes trabajar concienzudamente. 

Plazos de entrega y presentación del TFG

A la hora de presentar tu proyecto ¡ojo! Debes seguir las pautas que marca la universidad porque si tu trabajo no cumple con los requisitos exigidos podrás llevarte un disgusto. Por tanto, consulta todos los detalles sobre la presentación del TFG y si tienes dudas pregunta a quien dirige tu proyecto.

Cumplir con los plazos de entrega y solicitud de la defensa del Trabajo Fin de Grado es otro punto que debes tener en cuenta. Cuando tengas el visto bueno, deberás iniciar los trámites que te den derecho a defender el TFG en la universidad. Así que no vayas a descuidarte y que se te pase la convocatoria.

Una vez superada esta primera etapa, no pienses que ha terminado todo. ¡Queda la defensa de tu trabajo! Prepárala bien ya que una mala presentación puede influir negativamente en la calificación de tu proyecto. Normalmente la exposición dura 15 minutos. En este tiempo tienes que explicar en qué ha consistido tu investigación y a qué conclusiones has llegado. Una vez termines, deberás responder a las preguntas del tribunal examinador. Procura que la presentación sea dinámica y original y no descuides tu imagen.

Y finalmente llegará la deliberación del tribunal. Si trabajas bien desde el principio y presentas un proyecto con información realmente valiosa e interesante conseguirás tu meta: superar el Trabajo Fin de Máster con éxito. 

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn