Aránzazu Flores Romero: "La experiencia en Líbano me ha ayudado a desarrollar capacidades relacionales, de análisis y entendimiento de situaciones complejas"

Aránzazu Flores Romero, profesora en la Universidad Loyola

Aranzazu Flores Romero es profesora del grado en Relaciones Internacionales en la Universidad Loyola. Acaba de volver de Líbano, donde ha realizado una experiencia Erasmus KA107 en Saint Joseph University.

Entre otras cuestiones ha asistido "a simulaciones organizadas para el aprendizaje de los estudiantes y he realizado entrevistas en el terreno" nos cuenta Aranzazu. La Universidad Loyola ha resultado adjudicataria de Fondos KA107 Erasmus + para becas de movilidad entrantes y salientes con 12 países asociados al programa: Burkina Faso, Costa de Marfil, Madagascar, Marruecos, Líbano, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Honduras, Venezuela, Paraguay y Uruguay. 

Pregunta: ¿Por qué Libano?

Respuesta: En mi etapa de estudiante en la School of Foreign Service de Georgetown University, realicé una estancia durante el verano 2003 en American University of Beirut (AUB). Desde entonces he tenido mucho interés en regresar al país. Además, como docente interesada en la región MENA (Middle East & North Africa), Líbano representa un estudio de caso fundamental a la hora de entender las grandes cuestiones regionales: confesionalismo, injerencia extranjera, refugiados, conflicto.

"En todo momento me han explicado con claridad el proceso, han aclarado mis dudas y han estado disponibles"

P: ¿Cómo ha sido todo el proceso?

R: El proceso para poder disfrutar de esta estancia es relativamente sencillo. En primer lugar, es necesario conseguir una invitación formal de la universidad de destino, en este caso Saint Joseph (USJ). Posteriormente hay que cumplimentar una solicitud formal en el sistema en la Universidad Loyola. Me gustaría destacar la agilidad, eficiencia, profesionalidad y acompañamiento permanente por parte del Servicio de Relaciones Internacionales de Loyola y también de USJ. En todo momento me han explicado con claridad el proceso, han aclarado mis dudas y han estado disponibles durante toda mi estancia en Líbano.

Experiencia de Aranzazu

P: ¿Cómo fueron las primeras semanas?

R: He permanecido un total de 4 semanas en Beirut. He podido reunirme con profesores con los que comparto intereses, he asistido a simulaciones organizadas para el aprendizaje de los estudiantes y he realizado entrevistas en el terreno de cara a un artículo que estoy escribiendo sobre los procesos electorales en Beirut.

"Me ha ayudado mucho a desarrollar capacidades relacionales, de análisis y entendimiento de situaciones complejas"

P: Salir de casa abre la mente ¿No?

R: En mi caso tengo que decir que he vivido 12 años fuera de España. Durante esos años no solo he estudiado en universidades de primer nivel, como Paris I Panthéon-Sorbonne y Georgetown University, sino que también he tenido la posibilidad de trabajar internacionalmente. Poder integrarte en universidades o equipos de trabajo fuera de España forma parte de mi identidad.

En mi caso me ha ayudado mucho a desarrollar capacidades relacionales, de análisis y entendimiento de situaciones complejas además ha sido clave a la hora de construir una red global de contactos. Este tipo de experiencias nos ayudan a admirar el mundo en su complejidad, pero también nos enseñan que al final del día todos estamos conectados y tenemos aspiraciones similares. 

Aranzazu

P: ¿Por qué recomendaríais Líbano?

R: Creo que una experiencia en el Líbano resulta particularmente interesante al menos por dos motivos: nos ayuda a desmontar mitos regionales e ideas preconcebidas en cuanto a los aspectos religiosos, políticos y sociales en MENA; y nos invita a estructurar nuestro pensamiento y operar en los distintos niveles de análisis (doméstico, regional e internacional) para poder iniciarnos en la región de una forma mínimamente rigurosa. 

"La actual crisis de gobernanza es grave y con consecuencias nefastas"

P: ¿Qué has aprendido y qué has hecho allí?

R: He vivido de primera mano la crisis, entiendo que sistémica, que están sufriendo los libaneses. Más allá del colapso económico financiero, la actual crisis de gobernanza es grave y con consecuencias nefastas. A pesar de ello, en todo momento me he sentido arropada, atendida y ayudada por los profesores y el personal del USJ. Ellos se han tomado el tiempo de orientarme y facilitarme contactos para mi investigación sobre el sistema electoral libanés y las futuras elecciones generales previstas, en principio para mayo de 2022.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn