La Universidad Loyola inicia el curso con la vista puesta en su futuro

El rector, Gabriel Pérez Alcalá, ha comunicado en su discurso inaugural que, este curso 2021/2022, el noveno desde su creación, comienza un nuevo futuro para la Universidad Loyola, que se manifiesta en las trece orientaciones estratégicas que van a marcar su desarrollo hasta 2025.

“La nueva etapa en la que entra la Universidad Loyola exige consolidar lo realizado, desarrollar el potencial que tiene como institución y ubicarse en el lugar que le corresponde en el sistema universitario y en la sociedad andaluza y española”, ha asegurado. En definitiva, el objetivo general de la Universidad Loyola para los próximos años es “crecer en todas sus actividades, en la calidad de todo lo que hace, en fidelidad a su Misión y en eficiencia en el uso de sus recursos”.

En su intervención, el Rector ha comenzado con un mensaje de agradecimiento a toda la comunidad Loyola, por su compromiso y todo el trabajo realizado desde el inicio de la crisis, que permitió a la universidad desarrollar el pasado curso con normalidad, cumpliendo con su compromiso docente y adaptándose con flexibilidad y eficacia a las circunstancias cambiantes.

Rector apertura

Pérez Alcalá ha desgranado brevemente cada una de las trece orientaciones estratégicas establecidas hasta 2025. Así, ha afirmado que “el futuro de la Universidad Loyola es ser una universidad investigadora, que cultiva el pensamiento, que busca el descubrimiento, que inventa, que innova; una universidad que acompaña la formación de las personas a lo largo de la vida; una universidad emprendedora, que apoye la creación de iniciativas con alto impacto en la creación de empleo y en el bienestar social; una universidad digital, que hace de la tecnología un instrumento al servicio de su misión; una universidad profundamente internacional, cosmopolita y global; una universidad que trabaja en red, como nodo activo en el que aportar y aprender; una universidad prestigiosa, conocida y valorada; una universidad económicamente sólida; una universidad al servicio de la fe y la justicia, fiel a su inspiración cristiana; una universidad solidaria, que camina con los vulnerables; una universidad sostenible, respetuosa con la creación; una universidad en el corazón de la Compañía de Jesús, y una universidad para Andalucía, que sea un actor relevante en la búsqueda de soluciones de los problemas sociales y económicos de Andalucía, y un agente de su transformación y modernización”.

Presencia del consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades

La Universidad ha tenido el honor de contar con la participación, por primera vez, del consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, D. Rogelio Velasco. El consejero ha asegurado, durante su intervención, que las universidades deben seguir reforzando la investigación y la innovación para ganar en competitividad.

Entre las diversas convocatorias puestas en marcha por Transformación Económica, el consejero ha explicado que la Universidad Loyola gestionará más de 700.000 euros áreas como la integración de energías renovables, la valorización de residuos agrícolas, los sistemas de riego inteligente, las condiciones de vida de los menores inmigrantes y los hábitos de vida saludables. Al margen de estos recursos públicos, Velasco también se ha referido a otras iniciativas de investigación e innovación que tiene en curso esta universidad privada en materia de ciencias de la salud, el sector alimentario o en el campo de la gestión ambiental.

Consejero apertura

Asimismo, el consejero se ha referido a la coexistencia en Andalucía de universidades públicas y privadas, indicando que “las universidades privadas además de favorecer la competitividad de este sistema aportan riqueza, progreso al territorio en el que se crean y generan puestos de trabajo de alta calidad”.

En relación con la oferta académica de Loyola, ha recordado que la Junta de Andalucía aprobó el pasado mes de julio, a través de la normativa que autoriza la implantación de nuevas enseñanzas, la creación de la Facultad de Ciencias de la Salud. Este acuerdo constituye la base para que nuevas titulaciones sanitarias se implanten en próximos cursos. La de Ciencias de la Salud será la quinta facultad de esta institución académica en Andalucía.

Asimismo, han estado presentes en el acto de apertura la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Dos Hermanas, Dña. Basilia Sanz Murillo, y el director general de Universidades de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, D. Juan José García Machado, entre un reducido grupo de autoridades académicas y civiles debido al aforo reducido implantado como parte del protocolo de seguridad y salud.

El acto de apertura del curso 2021/2022 se ha desarrollado en su Campus situado en la localidad de Dos Hermanas (Sevilla) con la asistencia de las autoridades mencionadas, así como de los miembros del Consejo de Gobierno y una representación del Claustro, aunque ha sido retransmitido en streaming a través de Youtube para toda la comunidad universitaria.

El acto se inició con la celebración de la Eucaristía en la capilla del Campus, presidida por el presidente del Patronato de la Universidad, Jaime Oràa SJ, y concelebrada por José María Valverde SJ, director del servicio de evangelización y diálogo; Ildefonso Camacho SJ, ex presidente del Patronato, y por Gonzalo Villagrán SJ, decano de la Facultad de Teología de la universidad.

Informe del Curso 20/21

En su informe sobre la actividad desarrollada durante el curso 2020/2021 por la Universidad Loyola, el secretario general, Pedro Pablo Pérez, ha señalado que, en el ámbito docente, se impartieron 15 grados oficiales simples, 11 grados dobles y 2 grados eclesiásticos, así como 10 másteres oficiales, 7 másteres propios, 7 másteres dobles y 3 programas de doctorado

Durante el que fue el octavo curso de la universidad el número total de estudiantes matriculados en estudios de grado ascendió a 3.017, a 494 en máster, 69 en doctorado y 147 en programas de executive. Así, la cifra total de alumnado matriculado con carácter regular en los estudios impartidos desde la Universidad Loyola fue de 3.727.

En el capítulo de internacionalización, en el curso 2020/2021 la universidad acogió a un total de 229 alumnos procedentes de otras universidades que se matricularon en estudios oficiales (de las 477 previstas inicialmente), y 125 estudiantes de Loyola completaron su formación en universidades extranjeras, bien desde destino o bien desde España en modalidad presencial-virtual una vez repatriados (de las 359 previstas).

Mesa apertura

Por otro lado, en el ámbito de empleabilidad y emprendimiento, el secretario general ha indicado que la Universidad mantiene un total de 2.244 convenios de prácticas con empresas, habiendo firmado 532 nuevos convenios en el pasado curso académico. Además, 1.138 alumnos de grado y 343 de posgrado hicieron prácticas en empresas nacionales e internacionales durante el curso 2020/2021, con una duración media de 2,32 meses en el caso de grados y de 3,5 meses en posgrado. Asimismo, se han gestionado más de 200 ofertas de empleo y se han tutorizado 107 proyectos emprendedores.

Por lo que se refiere a la investigación, uno de los ejes centrales de la Universidad, Pedro Pablo Pérez, ha destacado que la producción científica se ha traducido en la publicación a lo largo de 2020 de 197 artículos indexados JCR, Scimago y otros índices.

Pérez ha señalado que, en este contexto de educación integral, ocupa un lugar preferencial el Servicio Evangelización y Diálogo cuyo objetivo es promover los valores evangélicos de la espiritualidad ignaciana que se reflejan en la Universidad Loyola. En este contexto de pandemia, el servicio ha realizado un importante esfuerzo para mantener en modalidad presencial-virtual sus actividades y experiencias formativas en los campos de la espiritualidad, el voluntariado y el diálogo. En datos: 200 personas de la comunidad universitaria activamente implicados en participar/conocer la espiritualidad ignaciana, 191 participantes en actividades de voluntariado y ecología y 197 participantes en las actividades de diálogo.

Finalmente, la Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola, desarrolló 26 proyectos de cooperación y transferencia de conocimiento en 13 países de Europa, Centroamérica, América del Sur y el Caribe, con un volumen de fondos gestionado de 906.900 euros.

Lección inaugural

El rector de la Universidad Católica de Uruguay (UCU), Julio Fernández Techera, ha comenzado su lección inaugural agradeciendo al rector de la Universidad Loyola, Gabriel Pérez, y a toda la comunidad académica, su invitación a este acto inaugural del curso 2021/22.

El rector ha recordado los inicios de la UCU, una institución que se fundó en 1985 como la primera universidad privada de Uruguay, nacida del Instituto de Filosofía, Ciencias y Letras. De sus primeros pasos, ha recordado que “tenía muchas preguntas, pero pocas respuestas sobre cómo el modelo universitario podía sobrevivir al paso del tiempo y así tener futuro”.

Rector UCU apertura2

La respuesta la encontró en el “ethos”, presente en la misión de la Universidad. Es definido por la Real Academia Española como el conjunto de rasgos y modos de comportamiento que conforman el carácter o la identidad de una persona o una comunidad. “Nuestro objetivo fundamental es continuar siendo ese ethos UCU, el que inspire y atraiga a las personas”, ha añadido.

Por último, ha recalcado que la Universidad Loyola fue la gran inspiración de la UCU para convertirse en la Universidad que es hoy en día. “La universidad es una etapa vital, no un lugar para aprender una profesión, donde los estudiantes vivan una experiencia humana y académica única e inigualable, en la que vivir y crecer”.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn