Pablo M. Díez, corresponsal de ABC en Asía, comparte con el alumnado del grado de Comunicación sus experiencias

Pablo M. Díez, corresponsal de ABC en Asia desde 2005, ha visitado recientemente el campus de Córdoba. Díez ha cubierto acontecimientos muy importantes como los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 o el tsunami de Japón que provocó el accidente nuclear de Fukushima en 2011.

 José María Martín, profesor de Periodismo Radiofónico de Loyola, debatió con el corresponsal cordobés en Asia temas como la COVID-19, la vocación periodística, la evolución tecnológica de la profesión y la trayectoria de Díez como periodista.

El corersponsal  animó a los alumnos presentes a luchar por lo que realmente les apasiona. Explicó lo que para él son las claves para conseguir lo que nos proponemos: estar en el lugar donde ocurren las cosas y “currarse” lo que uno quiere. Asia, le ha regalado muchas aventuras, la  cara más cruda del periodismo, estar en atentados o catástrofes

«Hay que estar un poco loco para ser periodista»

Reconoce que internet puede tener dos caras para el periodismo, una positiva y otra negativa. Declara que las nuevas tecnologías han aportado al periodismo una oportunidad para facilitar el contar historias, de manera mas rápida. Pero también insiste en que internet ha acomodado a una generación de periodistas. “Con el tiempo que lleva internet ha acostumbrado al periodismo de Google” Apuesta por la concienciación de todos de esta realidad y por la fijación al periodismo puro.

Anécdotas y preguntas

El encuentro se caracterizó por la parte personal y cercana con la que Pablo trató todos los temas. Cada comentario, cada explicación, terminaba con una experiencia personal del periodista que aclaraba y captaba la atención de todos los asistentes. A través de las anécdotas trasladó a los asistentes a lo que es el verdadero periodismo.

Covid

Pablo vivió todo el comienzo de la pandemia desde China. Contó la actuación que tuvo el país con los primeros casos y la buena intervención de las autoridades chinas. Comparó la situación actual con España, ya que en China, actualmente, se esta recuperando la normalidad y España pronto logrará controlar la situación. El periodista Hhzo hincapié de las cicatrices que quedarán, como las mascarillas o los miedos relacionados con la pandemia a los espacios con gente masiva, por ejemplo.

Mejores experiencias de su carrera

Calcuta en general le ha demostrado muchas cosas. La diferencia de su vida, de su día a día con la vida en Calcuta le ha impresionado. Un amanecer con gente tirada en la calle, rodeados de basura, le ha hecho darse cuenta de lo que quiere reflejar y por lo que se quiere preocupar.

También el corresponsal ha contado que, como experiencia más dura, es ese momento en el que ves el miedo como acto reflejo. Díez ha contado que cubrió el Ciclón Nargis que afectó a Birmania. Los ciudadanos de a pie, en un país en el que hay una dictadura militar, después de una catástrofe como este ciclón, se asustan cuando un periodista se acerca a preguntarles.

Periodismo en China

Muchas de las curiosidades de los alumnos, han sido relativas a la diferencia de ser periodista en un país como China. Pablo reconoce sentirse en ocasiones como un delincuente y muchas veces, vigilado. También se ha preguntado por la diferencia entre hombres y mujeres como corresponsales. Díez ha manifestado que en este tema si existe una gran diferencia entre España y China. Cuenta que, en España, el papel esta bastante repartido y que la inteligencia de las mujeres puede ayudar mucho en esta profesión. En cambio, en China, aún existe mucho machismo y que, aunque se ha involucrado a las mujeres en la sociedad y en el aspecto laboral, todavía queda mucho por hacer.

Para terminar con el encuentro, Pablo ha expresado la confianza que tiene en las futuras generaciones de periodistas y anima a los alumnos de Loyola a aprovechar las oportunidades, luchar por sus sueños y disfrutar del proceso

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn