“El Doble Máster tiene un enfoque práctico y orientado al mundo laboral, con clases impartidas por profesionales en activo”

Cristina Vallejo acaba de finalizar el Doble Máster de Abogacía y Asesoría Jurídica de Empresas en la Universidad Loyola. Hace justo un año, comenzó su etapa profesional en KPMG Abogados, uno de los principales bufetes españoles, especializado en Derecho de la Empresa.

Su objetivo, es continuar profesionalmente su carrera en la firma, en la que, además de contar con grandes profesionales e importantes operaciones, existe un excelente ambiente de trabajo. “KPMG reúne la profesionalidad y la exigencia en el trabajo con el espíritu de equipo”, explica

Atención personaliza

Del Doble Máster, Cristina destaca tanto el interés de los profesores por el aprendizaje de los alumnos sobre los conocimientos que impartían como el trato personalizado recibido, tanto por parte de estos como del personal administrativo y de servicios de Loyola. “Aunque en mi clase del Grado en otra Universidad comenzamos 40 estudiantes, los profesores se limitaban a venir e impartir sus clases”, especifica.

En relación con el personal de administración y servicios, señala la labor del departamento de empleabilidad: “gracias a ellos, actualmente me encuentro realizando las prácticas en KPMG. Mientras estudiaba la carrera nunca me había planteado comenzar mi carrera en una Big Four”.

Por último, subraya que los conocimientos adquiridos en el Máster han sido fundamentales para su trabajo actual, especialmente, los adquiridos en el Máster de Asesoría Jurídica. “Durante el Grado, numerosas materias se encontraban desactualizadas y no estaban orientadas al ejercicio de la abogacía”.

Cambio de paradigma en el sector de la abogacía y asesoría con la pandemia de la COVID-19

Cristina explica que principalmente ha cambiado la manera de pensar de los grandes despachos en cuanto la flexibilidad y el teletrabajo se refiere. “Anteriormente, los despachos que tenían teletrabajo una tarde o algún día a la semana lo consideraban un plus para sus trabajadores. Sin embargo, después de la COVID-19, numerosos despachos se plantean continuar con esta forma de organización”, analiza.

Inicios profesionales

En 2013, comenzó sus estudios de Doble Grado de Derecho y Economía en la Universidad Sevilla. De esta etapa destaca fundamentalmente las dos estancias en el extranjero que realizó en 2016 y 2017, primero en Venecia (Italia) y, posteriormente, en Nimega (Países Bajos).

Su carrera profesional comenzó en SILCA ABOGADOS, donde experimentó su primer contacto con el mundo de la abogacía. Ese mismo año, se incorporó al departamento de Expansión de la cadena de supermercados DÍA. “Fue mi primer acercamiento real al mundo laboral. A pesar de encontrarme de prácticas, confiaron en mi para que asumiera labores de responsabilidad dentro del equipo”, destaca Cristina.

Tras finalizar el grado, consideró necesario cursar el máster habilitante para el desarrollo de la profesión de abogacía, aunque no se haya colegiado. Su decisión de combinarlo con Asesoría Jurídica es principalmente por la amplitud del Derecho: “considero que es necesario estar especializado en algún área concreta y, en mi caso, la Asesoría Jurídica es la rama a la que me gustaría dedicarme”.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn