“En el sector agroalimentario, el 43,6% de los trabajadores tienen estudios universitarios o de formación profesional”

14/11/2022

Mauricio García Quevedo, director general de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), ha sido uno de los primeros profesionales en activo que han pasado por el aula del nuevo Master in Management: Empresas de Alimentación y Bebidas. Este programa tiene como objetivo formar a profesionales capaces de afrontar los retos del sector en materia de sostenibilidad, competitividad y digitalización.

Para ello, la Universidad Loyola invita a profesionales y expertos de empresas líderes e instituciones del sector agroalimentario para que los estudiantes adquieran conocimientos y habilidades prácticas a través de la experiencia. “La industria de alimentación y bebidas busca incorporar los mejores profesionales. La digitalización y la sostenibilidad, junto a otros factores, pueden ser un incentivos para acercar a los más jóvenes a un sector que es estable y que da empleo a más de 400.000 trabajadores en España”, ha explicado Mauricio.

“El Master en Empresas de Alimentación y Bebidas permite que los profesionales que se incorporen al sector tengan todas las herramientas para desarrollar sus habilidades directivas y en el campo de la gestión”.

Los principales retos a los que se enfrenta el sector

El cuidado y protección del medio ambiente son prioritarios para la industria alimentaria, ya que las materias primas necesarias para la elaboración de los alimentos y bebidas proceden directamente del medio natural. “La búsqueda de la sostenibilidad ambiental es clave para nuestras empresas, pues las convierte en más eficientes, reduciendo su consumo de recursos y energía y disminuyendo su nivel de emisiones contaminantes, lo que tiene también como efecto un ahorro de costes y una mejora de su competitividad”.

El sector agroalimentario lleva décadas incorporando políticas de sostenibilidad en sus estrategias de negocio, siendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no solo un marco de actuación para las propias compañías, sino una herramienta para involucrar a todos los eslabones de la cadena en un objetivo común que es alcanzar un sector plenamente sostenible.

La subida del precio de la energía es otro de los desafíos a los que se enfrentan las empresas. “hacen falta medidas urgentes que permitan rebajar el impacto de la factura energética para que las empresas no pierdan competitividad y puedan sobrevivir”, ha reclamado Mauricio. “Si tenemos en cuenta que, en un escenario estable los costes energéticos pueden suponer hasta el 8% sobre el coste de producción, un incremento como el actual puede llegar a suponer el cierre de muchas de ellas”, ha completado.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia también ha tenido un impacto significativo en la industria agroalimentaria. Ya han aparecido problemas con materias primas para la elaboración de determinados productos y para la alimentación animal. Ante esta situación, Mauricio ha explicado que “de situaciones extremas como la que estamos viviendo en Ucrania debemos extraer conclusiones y tomar medidas que nos permitan garantizar nuestra soberanía alimentaria”.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn