Joan Deus Yela, docente del Máster Universitario en Neuropsicología: “La neuropsicología ha crecido mucho en los últimos años y ahora es una gran especialidad de la Psicología Clínica”

Joan Deus Yela es docente del Máster Universitario en Neuropsicología de la Universidad Loyola. El Catedrático del Departamento Psicología Clínica de la Universidad Autónoma de Barcelona es doctor en Psicología y premio extraordinario doctorado.

Especialista en Psicología Clínica, Experto en Neuropsicología Clínica y Certificado Europeo de Psicología Clínica. El científico es coautor de 132 publicaciones y 107 en revistas de alto impacto. Cuenta con 23 premios de investigación, entre ellos Premio Nacional Neuropsicología Experimental Consorcio de Neuropsicología Clínica, Premio Rosa Martí-Sensat de COPC y Premio Ramon Bayés Sopena por su trayectoria profesional. Actualmente, consultor senior de la Unidad de Investigación en Resonancia Magnética del Hospital del Mar-Parc Salut Mar.

Pregunta: ¿Cuáles son los trabajos más recientes que está usted llevando en este campo?

Respuesta: Actualmente, tenemos varías líneas de investigación abiertas en el ámbito del neurodesarrollo normal y patológico, de la neuropsiquiatría o en reumatología. Es en esta última la que está siendo una de las más fructíferas en la medida en que estudiamos el dolor, agudo y crónico, para poder objetivarlo mediante la resonancia magnética funcional (RMf), en distintas patologías que cursan con dolor crónico como la Fibromialgia o la osteoartrosis de la rodilla, así como poner en evidencia la efectividad de la intervención no farmacológica y farmacológica mediante los cambios observados en neuroimagen. Ello permite, además, profundizar en el estudio de la neurobiología y neuropatofisiología de estas enfermedades e intentar establecer la especificidad de las alteraciones que se observan en los estudios de neuroimagen. Asimismo, y específicamente en la Fibromialgia, estamos verificando la eficacia terapéutica de la Estimulación Vibrotáctil, mediante parámetros clínicos y de neuroimagen funcional y de conectividad, así como qué variables psicológicas y de neuroimagen pueden ser utilizadas como predictoras de la respuesta terapéutica.

 En enfermedades como la Fibromialgia, estamos verificando la eficacia terapéutica de la Estimulación Vibrotáctil, mediante parámetros clínicos y de neuroimagen funcional 

P: ¿Para qué podemos utilizar la neuroimagen?

R: En la actualidad, las enfermedades neuropsiquiátricas o psicopatológicas constituyen un emergente e importante ámbito de evaluación e intervención de la neuropsicología clínica. La exploración de las funciones neurocognitivas incrementa y tamiza la semiología clínica, si bien no permite establecer un diagnostico, de las observaciones conductuales y clínicas efectuadas durante una entrevista psicopatológica. Adicionalmente, la comprensión de la fisiopatología y neurobiología de los trastornos mentales se ha visto reforzada por el creciente uso de las técnicas de neuroimagen funcional y estructural. El surgimiento y el creciente desarrollo de las técnicas de neuroimagen ha permitido el estudio neurobiológico ‘in vivo’ de los cambios estructurales y funcionales de muchas de las enfermedades mentales y del neurodesarrollo. Las técnicas de neuroimagen estructural y funcional permiten explorar, evaluar y mediar cambios en el volumen, forma, función y conectividad en diversas patologías mentales. De hecho, toda evaluación neurocognitiva debe considerar conjuntamente los resultados de las pruebas neuropsicológicas administradas con los resultados de la exploración psicopatológica efectuada y de los estudios de neuroimagen, y valorar ambas informaciones de acuerdo con los conocimientos fisiopatológicos de una determinada enfermedad mental.

P: ¿Hay suficientes recursos en España para trabajar e investigar en este campo?

R: En el momento actual hay un creciente e importante número de grupos de investigación en neuroimagen en nuestro país. Muchos de estos grupos tienen reconocimiento internacional y nacional, por su trayectoria, con la continua incorporación de neuropsicólogos en sus equipos de trabajo. No obstante, éstos deben, además, formarse como analistas de datos de neuroimagen, a través de diversos programas informáticos de análisis. Se les puede denominar analistas estadísticos de neuroimagen. Son personal formado y especializado muy buscado en la medida en que su formación neuropsicológica, como expertos en las funciones neurocognitivas y neuroconductuales, les permite entender o explicar mucho mejor los resultados de los estudios de neuroimagen con una potencial aproximación clínica. Pero todavía hay escasa y reducida financiación pública para el desarrollo de estos grupos, en comparación con otros países europeos y no europeos.

El programa de formación del Master Universitario en Neuropsicología de la Universidad Loyola, es muy amplio, variado y acorde con las necesidades clínicas actuales que se a encontrar el futuro neuropsicólogo clínico

P: ¿Qué destaca del Máster Universitario en Neuropsicología de Loyola Másteres?

R: Su programa de formación es muy amplio, variado y acorde con las necesidades clínicas actuales que se a encontrar el futuro neuropsicólogo clínico. El temario ha sido muy bien diseñado por el equipo docente, y excelentemente dirigido por la coordinación, con la inclusión de profesionales o docentes con experiencia en el ámbito clínico e investigador. Ello le reporta un alto nivel de capacidad formativa. Además, el equipo docente está coordinado, reduciendo al mínimo la duplicidad de los datos transmitidos por los docentes, con una constante actualización del temario. Asimismo, al ser oficial u universitario le permite al estudiante acceder directamente a un programa de doctorado con una excelente formación académica.

P: ¿Cuáles serán los principales retos a los que tendrán que enfrentarse nuestros estudiantes cuando comiencen sus prácticas profesionales?

R: Observar la creciente demanda de exploraciones neuropsicológicas solicitadas por diversos facultativos o sanitarios (neurólogos, neurocirujanos, psiquiatras, psicólogos clínicos, geriatras, pediatras o médicos internistas) que utilizan los resultados neurocognitivos como pruebas sanitarias complementarias para poder establecer un adecuado diagnóstico e intervención. Dichas exploraciones deben estar ajustadas, mediante protocolos bien diseñados, a la patología en estudio. Ello implica una lectura continuada revisada de los diferentes dominios neuropsicológicos afectados según la enfermedad del paciente. El diagnóstico neuropsicológico plasmado en un adecuado y útil informe clínico será uno de los momentos más complicados en que el estudiante en prácticas deberá saber abordar. El informe neuropsicológico escrito ha de ser útil al facultativo que lo solicita. Además, muchos de estos resultados van a poder tener repercusiones legales o periciales que el estudiante deberá considerar y saber esclarecer. El estudiante, igualmente, deberá saber tomar decisiones sobre la tipología de la intervención, así como el momento más idóneo para iniciarla y que profesionales deberán intervenir.

 En el momento actual hay un creciente e importante número de grupos de investigación en neuroimagen en nuestro país, a la vez que una creciente demanda de exploraciones neuropsicológicas solicitadas por diversos facultativos o sanitarios.

¿Qué recomendación les daría a los estudiantes del Máster, que le hubiese gustado a usted recibir cuando comenzó a trabajar en este mundo? Es un ámbito apasionante que en el que te das cuenta de que nunca dejas de aprender. Debes formarte y saber interaccionar con los facultativos médicos, los cuales te escuchan y reconocen tus aportaciones si les proporcionas información útil. Estudiar y leer continuamente es algo que comporta dicha gran especialidad en Psicología Clínica. La verdad es que la neuropsicología ha crecido mucho en los últimos años, siendo reconocida como una gran especialidad de la Psicología Clínica, y por ello cada vez se van reconociendo más subespecialidades o ámbitos más específicos de actuación profesional.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn