Claudia y Alberto: "Siempre nos ha gustado mucho la industria de la moda y lo hemos querido reflejar a la hora de vestirnos con Sonderstories"

23/01/2023

Claudia Román, estudiante de ADE Bilingüe + GITI (DUAL), y Alberto González, estudiante de ADE Bilingüe, han fundado la marca de ropa Sonderstories.

“Siempre nos ha gustado mucho esta industria y lo hemos querido reflejar a la hora de vestirnos” explican ambos. En una frase definen Sonderstories: Todo el mundo sabe tu nombre, pero no tu historia.

Una oportunidad única para desarrollar su sueño emprendedor

Claudia estudió el bachillerato tecnológico y desde pequeña siempre pensó en estudiar ingeniería industrial “Cuando escuché en la jornada de puertas abiertas de Loyola la posibilidad de hacer el Dual Business Degree si cursaba el doble grado en la jornada de puertas abiertas de Loyola, pensé que era una oportunidad única” nos cuenta. Esta joven emprendedora nunca antes se había planteado estudiar ADE por lo que le gustaba la rama científica “sí tenía en mente la idea de emprender y formar una empresa en un futuro, por lo que GITI+ADE me iba a dar la formación que estaba buscando”.

Estar cursando el DUAL le ha permitido vivir una experiencia internacional en Chicago “ha sido increíble, tanto por la ciudad y la universidad, como por todos a los que he conocido allí” añade. Es algo que Claudia le recomendaría a todo el mundo “la vida allí es muy distinta y te ayuda a conocer nuevas culturas por la cantidad de personas de todo el mundo que te encuentras” explica.

"Tenía en mente la idea de emprender y formar una empresa en un futuro, por lo que GITI+ADE me iba a dar la formación que estaba buscando" explica Claudia.

Por su parte Alberto, que estudia ADE Bilingüe, nos dice que tuvo la suerte de saber qué hacer con su vida una vez llegase la etapa universitaria “siempre quise optar por la rama de empresariales y así fue” cuenta. Actualmente está en Pensilvania estudiando, y es que cuando tuvo la oportunidad de poder estudiar en otro país no dudó en solicitar una plaza en Estados Unidos “cada día estoy más orgulloso de que haya sido así. Es una experiencia increíble donde he conocido a personas de todas partes del mundo y se la recomiendo a cualquiera que esté en el momento de tener que decidir qué hacer y a donde ir”.

2

Trabajar para encontrar las oportunidades que están buscando

¿Recomendarían estudiar lo mismo que ellos? “Animamos a la gente joven a perseguir sus sueños” responden. Y añaden que invitan a estudiar aquellas carreras “que les acerquen a conseguir aquello que se propongan en la vida y les proporcionen las capacidades y formación que necesitan para ello” dicen Claudia y Alberto.

Ambos están muy contentos con las carreras que estamos estudiando “pero siempre hemos pensado que no es suficiente aplicar lo aprendido en la universidad, sino también el ser capaz de salir de tu zona de confort y trabajar hasta encontrar las oportunidades que estabas buscando”. Explican que ellos han podido sacar provecho de las posibilidades que Loyola ofrece “a través de nuestros intercambios de estudios, los cuales nos han puesto por delante personas y experiencias únicas que nos han motivado con nuestro proyecto de Sonderstories” cuentan Alberto y Claudia.

Apasionados por la industria de la moda 

Son unos apasionados por la moda y siempre les ha gustado mucho esta industria “y es lo que hemos querido reflejar a la hora de vestirnos” añaden. Claudia y Alberto veían la posibilidad de emprender como una oportunidad de futuro por poder juntar esas ganas de salir de la zona de confort y su pasión por la moda “este mundo nos llama la atención por el hecho de que a través de él podemos ser capaces de expresar como somos”.

En el momento que surgió la idea, abrieron sus ordenadores y empezaron a diseñar y buscar proveedores.

Pero ¿qué es Sonderstories? ¿Cómo surge? “Es una marca de ropa oversized, destinada principalmente a la gente joven con el fin de no solo vender un estilo único, si no transmitir un mensaje con el cual aquel que lleva nuestra ropa se sienta identificado” esa es la clave según ellos.

Este proyecto surgió a lo largo del curso pasado cuando Claudia propuso la idea de comenzar una marca de ropa junto a Alberto “a Alberto le encantó la idea y tuvo mucha ilusión y la seguridad de hacer algo muy grande” dice Claudia. En ese mismo momento, abrieron sus ordenadores y empezaron a diseñar y buscar proveedores “queríamos que una palabra con significado formara parte de nuestro nombre y que reflejase parte del mensaje que queremos transmitir” añade Alberto.

3

Sonderstories, la marca que te recuerda que eres único

“Sonder” significa que todo el mundo tiene una vida tan vivida y compleja como la tuya, que todo el mundo tiene una historia “refleja a la perfección nuestro lema principal y como queremos que te sientas al llevar nuestra ropa: eres único” expresan Claudia y Alberto. Además, buscaban hacer algo distinto a sus competidores “por lo que decidimos hacer de nuestra marca de ropa un libro, y de cada colección un capítulo”.

"Queríamos hacer algo distinto, por lo que decidimos hacer de nuestra marca de ropa un libro, y de cada colección un capítulo" cuentan Claudia y Alberto.

Cada producto, detallan “tiene una descripción que corresponde a una parte de este y los mensajes que llevan están relacionados con ello. Nuestro primer capítulo narra la conversación de un niño y su abuelo preguntándole qué consejos le daría sobre cómo vivir la vida”. Si tuvieran que definir la marca en una frase sería: todo el mundo sabe tu nombre, pero no tu historia.

Emprender para crear algo que les llenase y hacer sentir al resto parte de ello

Está claro que tienen un espíritu emprendedor y valiente, pero ¿siempre quisieron emprender? ¿encontraron dificultades? “Sí, siempre hemos querido emprender, desde hace mucho tiempo ambos teníamos ganas de crear algo que nos llenase y que hiciese sentir al resto parte de ello” cuentan.

Claudia y Alberto también han tenido dificultades “lo más difícil para nosotros ha sido el hecho de tener que compaginar los estudios con el trabajo, porque desde un principio pusimos las expectativas muy altas y eran muchas las horas que se requerían si queríamos de verdad conseguir lo propuesto”. Por otro lado, explican “lo más gratificante ha sido el orgullo cada día de ver que todo esto se está haciendo realidad y que sea gracias a nuestro esfuerzo, ilusión y ganas”.

"Lo más gratificante ha sido el orgullo cada día de ver que todo esto se está haciendo realidad y que sea gracias a nuestro esfuerzo, ilusión y ganas” explican.

La acogida por parte del público está siendo muy buena “tenemos la gran suerte de tener un entorno que nos ha apoyado desde el principio y que nos ha ayudado a mejorar en lo que hacía falta” y es que están consiguiendo ventas “ya no solo a nivel local, sino en su mayor parte a nivel nacional, lo cual nos enorgullece porque sentimos que el trabajo tiene su recompensa”.

Agradecemos a Loyola por darnos la oportunidad de contar quiénes somos y desde aquí animamos a otros jóvenes españoles a luchar por sus sueños, porque como dice Leiva… a vivir la vida como si fueras a morir mañana” apuntan.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn