Pablo Patricio Romero, alumno del grado en Derecho: "Que nos den clase jueces o fiscales, que compaginan su trabajo con la docencia, nos acerca al futuro laboral que nos espera"

Pablo Patricio Romero, estudiante del grado en Derecho

Pablo Patricio Romero es estudiante de cuarto curso del grado en Derecho y ha realizado sus prácticas internacionales en ONTIER Abogados en Roma, Italia.

Sobre esta experiencia profesional internacional "no es fácil tener tu primera experiencia profesional en otro país y en otro idioma, pero la verdad es que he aprendido muchísimo y me han tratado muy bien" nos cuenta Pablo.  Le daría dos consejos a quien quisiera estudiar en Loyola "mente abierta e ideas claras" explica. Le gustaría ejercer, en el futuro, como abogado en la rama de derecho societario.

Pregunta: Supongo que ya te lo habrán preguntado, pero ¿Por qué elegiste el grado en Derecho?

Respuesta: Al finalizar el bachillerato no tenía una vocación definida, pero me atraía la defensa de la sociedad a través de las leyes, resolver problemas que podemos encontrarnos en casi todas las situaciones de la vida y que, como abogado, tenemos la capacidad de ayudar a resolverlas. También me interesaba conocer las reglas que nos rigen.

Siempre tuve en cuenta que el hecho de no tener una vocación clara hacía que fuera conveniente elegir una carrera que tuviera muchas y muy diferentes salidas laborales. De esta manera podría, durante el desarrollo de la carrera, ir aclarándome hacia dónde quería enfocar mi futuro.

P: ¿Por qué decidiste estudiar en la Universidad Loyola?

R: Principalmente porque ofrece una educación que no es meramente académica, sino también humana, con unos valores con los que me siento muy identificado.

"Me atraía la defensa de la sociedad a través de las leyes y resolver problemas que podemos encontrarnos en casi todas las situaciones de la vida"

P: Si tuvieras que destacar algunos aspectos del grado en Derecho...

R: Además de la excelente formación que he recibido, he de destacar los compañeros con los que he tenido la suerte de compartir esta etapa de mi vida. También los amigos que he hecho, tanto en el grado de derecho como en otros, ya que el carácter de la universidad y las actividades que ofrece te abren la posibilidad de conocer mucha gente, con las que estoy seguro mantendré la relación en el futuro.

P: ¿Y qué me dices del profesorado de Derecho?

R: Destacaría la cercanía de todos ellos, porque es algo que en pocas universidades puedes encontrar. Además, el hecho de que prácticamente todos ellos sean profesores asociados y tengan otro trabajo te enriquece enormemente porque conoces muchas áreas del derecho desde la experiencia real de tu propio profesor.

Jueces, fiscales, grandes letrados, consejeros… el hecho de que compaginen su trabajo con la docencia ayuda mucho al alumnado y lo acerca al futuro laboral que nos espera.

P: ¿Con qué parte del mundo del Derecho te sientes más identificado?

R: Al principio el derecho penal era lo que más me gustaba, pero ahora sin duda me identifico más con el derecho mercantil.

"Jueces, fiscales, grandes letrados, consejeros… el hecho de que compaginen su trabajo con la docencia ayuda mucho al alumnado y lo acerca al futuro laboral que nos espera"

P: ¿A qué te gustaría dedicarte en un futuro?

R: Me gustaría ejercer como abogado, en la rama del derecho societario. También quiero aprender derecho deportivo, algo que me apasiona. El año que viene haré el máster de acceso a la abogacía y lo compaginaré con un máster en derecho aplicado al fútbol profesional. Sueño con fundar mi propio bufete de abogados especializado en derecho deportivo.

P: ¿Cuáles son las claves, según tu punto de vista, para ser un buen profesional del Derecho?

R: En mi opinión la clave debe de ser que te apasione lo que haces, aunque esto vale para todo lo que hagas en la vida.

Para ser un buen profesional del derecho debes tener habilidades comunicativas, ser una persona empática, sociable y estar comprometido con la sociedad. Velar siempre por los intereses de tus clientes y nunca dejar de lado tus valores.

P: ¿Qué consejo le darías a un estudiante que esté pensando entrar en Loyola?

R: Que si lo hace lo haga con la mente abierta y las ideas claras, con ganas de conocer gente, de esforzarse, pero sobre todo de disfrutar. Para mí, al menos, han sido los mejores años de mi vida.

"Un buen profesional del derecho debes tener habilidades comunicativas, ser una persona empática, sociable y estar comprometido con la sociedad"

P: Has realizado prácticas en ONTIER Abogados en Roma, Italia ¿Cómo ha sido tu experiencia? ¿Qué has estado haciendo allí?

R: Ha sido una experiencia muy enriquecedora, tanto a nivel formativo como en lo personal. No es fácil tener tu primera experiencia profesional en otro país y en otro idioma, pero he aprendido muchísimo y me han tratado de la mejor forma posible.

Se trata de un gran bufete de carácter internacional, en el que apuestan por los jóvenes y su formación, algo que me ha ayudado mucho puesto que he tenido la suerte de tener compañeros jóvenes que me han apoyado desde el primer momento.

Allí he estado en el área de derecho mercantil, como “avvocato praticante”. Básicamente he trabajado como apoyo de los grandes profesionales que conforman el equipo de Ontier Italia, que llevan casos muy interesantes y que trabajan en italiano, español e inglés por el marcado carácter internacional que tiene la firma. Ha sido una experiencia que sin duda volvería a repetir, y  que recomiendo a todo aquel que tenga la oportunidad de hacer unas prácticas internacionales.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn
Sevilla Derecho Grados Roma Vive Loyola