Elder Asael García: “Loyola me ha enseñado que la mediación es la profesión de la vida”

Elder García, alumni Curso de Especialización en Mediación

Elder Asael García, abogado y especializado en Mediación y Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos por la Universidad Nacional Autónoma de México, llegó a la Universidad Loyola atraído por la profesionalidad de su profesorado, la relevancia de su plan de estudios y el deseo de indagar más en el ámbito de la mediación y la resolución de conflictos en España. 

Una vez superado el Curso de Especialización en Mediación, Elder está aplicando todos los conocimientos y la formación adquirida tanto en su vida profesional como personal porque “la mediación es la profesión de la vida”. 

Pregunta (P). Has sido alumno del Curso de Especialización en Mediación de Loyola ¿Qué aspectos destacarías? ¿Qué te parece diferencial? 

Respuesta (R). Destaco el trato humano de las personas con las que tuve comunicación, al igual que los profesores. Fue un curso muy completo donde los profesores demostraron tener el conocimiento de cada una de las materias que impartieron. 

Lo diferencial del Curso fue el enfoque “profesional” que le dan a la mediación, perspectiva que en ninguna parte lo había visto ni entendido de esa manera. Igualmente, tiene una perspectiva empresarial y eso se reflejó en la presentación del proyecto final.

 P. ¿Cómo conociste la Universidad Loyola Andalucía desde México?  

R. Conocí a la Universidad por una de las muchas participaciones, vía streaming, del Dr. Francisco Javier Alés en el Instituto de Justicia Alternativa del Estado de Jalisco. Tras investigar más sobre él, descubrí que era el director del Curso de Especialización en Mediación de Loyola. Estaba más que convencido que quería ser alumno de la Universidad Loyola en Especialidad en Mediación y, por supuesto, ser alumno del Dr. Francisco Alés.  

P. ¿Qué ha supuesto para ti la realización del curso de especialización a nivel profesional? ¿Te ha permitido conocer otros ámbitos profesionales?  

R. El año pasado, culminé la Especialidad en Mediación y Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos en la unidad de posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Tras finalizar, tenía interés por conocer que estaba pasando en España en temas de mediación y resolución de conflictos, para poder completar el aprendizaje e implementarlo en mi país y compartirlo a todo el mundo.

Desde que tuve conocimiento de la mediación, comprendí que es una profesión más y que requiere mucha preparación. El curso de Especialización de Loyola me ha enseñado que la mediación es una profesión. Me ha permitido, además, saber de otras profesiones que pueden ayudar a resolver el conflicto. Más que saber de ellas, nos han enseñado a cómo hacerlas participes en la gestión del conflicto.

P. ¿Recomendarías la formación virtual para aquellas personas interesadas que no puedan acceder a la modalidad presencial? 

R. Por supuesto que lo recomendaría. El hecho de tener una cámara exclusiva que te permite ver a la profesora o profesor ayuda mucho para sentirte que estas en el aula. Agregaría que puedes interactuar, además, con los compañeros que están vía remota. 

 P. ¿Has podido poner en práctica los conocimientos aprendidos durante el curso tanto en tu vida profesional y personal? 

R. Sin duda alguna, he puesto en práctica lo aprendido en el curso en ambos roles. En mi caso, soy abogado postulante y constantemente me veo en la necesidad de resolver conflictos y aplicar lo aprendido. Siempre estoy en la búsqueda de nuevas formas de resolver el conflicto para que no llegue a los tribunales, lo que hace que desarrolle aún más la creatividad.

En al ámbito personal, desde que la conocí, la mediación cambió mi vida para bien. Me ha permitido mejorar las relaciones personales con quienes me rodean y entenderlas más. La mediación es la profesión de la vida y el curso vino a reforzar los conocimientos adquiridos. 

P. ¿Qué expectativas tenías cuándo te inscribiste en el curso? ¿Se han cumplido? 

R. Mis expectativas eran muy altas por varias razones: la primera, haber escuchado a Javier en varios conversatorios y foros; la segunda, el plan de estudios de la Especialidad me pareció interesante. Ambas expectativas desde luego se cumplieron. Agradezco haber formado parte de la generación de mis compañeros de curso. 

P. ¿A quién y por qué recomendarías el curso? 

R. Recomendaría el curso a mis amigos, profesores, compañeros y colegas de profesión interesados en la mediación y en la resolución de conflictos. Lo recomendaría por la experiencia que demostraron tener los profesores en el tema y el trato de las personas que hicieron posible el curso.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn
Derecho Máster Loyola Empleabilidad