“La coordinación entre Atención Primaria y Atención Temprana es fundamental para garantizar la mejor asistencia al paciente”

01/12/2022

Helena Romero, pediatra en el Servicio Andaluz de Salud forma parte del claustro del Máster Universitario en Atención Temprana para formar a los estudiantes sobre prevención y promoción de la salud.

En concreto, ha profundizado en los signos de alarma del neurodesarrollo hasta los 6 años en las distintas etapas y cómo se engranan los distintos componentes de la red de la Atención Temprana que pasan por la pediatría de Atención Primaria. También, ha presentado a los estudiantes el Programa de Salud Infantil de Andalucía y las actividades preventivas que incorpora. “La prevención es la base del modelo salutogénico, pilar fundamental de la Atención Primaria”.

La pediatría de Atención Primaria es la puerta de entrada a la Atención Temprana porque es el embudo al que llegan tanto la recomendación de otras especialidades médicas (Neonatología, Rehabilitación, Neuropediatría, Otorrinolaringología, etc.), como la preocupación de los centros educativos y las familias. “Cuando se necesitan más recursos para promover un mayor progreso del menor, la coordinación entre ambas partes es fundamental para activar cuanto antes el resto de los mecanismos (Salud Mental, Neuropediatría, Oftalmología, etc.) o para reforzar las recomendaciones que se le dan a la familia”.

“Los Centros de Atención Temprana, con una formación adecuada, pueden convertirse a su vez en puntos estratégicos para la prevención de enfermedades y la promoción de la salud”.

La coordinación entre los distintos profesionales que trabajan en el bienestar físico y social del menor es clave en su bienestar. La Atención Temprana funciona en red, conectando sanidad, educación y entidades sociales. “Saber cuál es el trabajo del compañero mejora la comunicación y las expectativas que tenemos. Por un lado, nos permite comprender las limitaciones que puede tener la otra parte y, por otro lado, podemos descubrir herramientas que pueden aportarnos para facilitar nuestra labor”.

Trabajo conjunto entre Atención Primaria y Temprana en la promoción de la salud

“Lo ideal sería poder empezar a implementar por completo el Programa de Salud Infantil que publicó la Junta de Andalucía en su día, pero con los recursos de los que disponemos estamos lejos de conseguirlo”, reclama Helena. Considera que si los profesionales de los Centros de Atención Infantil Temprana (CAIT) conoce las recomendaciones sanitarias, será más fácil trasladar una información coherente que sume y no genere confusión y desconfianza a las familias.

Una parte de esta promoción está encaminada hacia los hábitos de vida saludables en los niños, para prevenir la obesidad y el sobrepeso infantil que generan enfermedades en la etapa adulta. “Cuando se trata de niños muy pequeños, la estrategia va dirigida a la familia, que es quien compra, cocina y ofrece”, recuerda la pediatra.

Helena considera que la promoción de la salud va más allá del ámbito sanitario y es fundamental que toda la sociedad contribuya a crear hábitos de vida saludables. “Todo será más fácil cuando en los medios de comunicación se oiga con frecuencia ‘el actor tal ha conseguido frenar su prediabetes gracias a sustituir sus postres de repostería por fruta fresca’ en vez de ‘mira lo delgada que está tal famosa a sus 65 años tras una dieta milagrosa’. Mientras socialmente no esté premiado el gozar de buena salud, es luchar a contracorriente.”.

Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn