La defensa pública del TFG, ¿cómo superarla con éxito?

Claves para la defensa publica del TFG

Si has terminado el Trabajo Fin de Grado (TFG) ¡enhorabuena! Estás a punto de obtener el título universitario por el que has estado trabajando en estos últimos años. Te queda el último escalón: la defensa pública del TFG. Vamos a desvelarte algunas claves que debes tener en cuenta para afrontar con éxito este momento. 

Aunque para muchas personas la defensa pública del TFG despierta nervios y tensión, sin embargo es posible superar con solvencia un trámite como éste. Conseguirlo es relativamente sencillo, si te preparas bien para el tramo final del Trabajo Fin de Grado. ¿Cómo? Toma nota de estos consejos y verás cómo lo que ahora ves tan cuesta arriba se convierte en una bonita llanura.

Una vez que depositas el TFG, debes comenzar tu preparación para afrontar la última etapa del grado universitario. Recurre al tutor o director de tu trabajo para que te orientar sobre cómo organizar la presentación y qué tipo de preguntas puede plantearte el tribunal.  

El acto de defensa pública del TFG consta de una exposición que no puede superar los 15 minutos. En ese tiempo, tienes que demostrar el conocimiento que tienes del tema que has investigado durante estos meses. Lo fundamental es que centres tu intervención en lo más importante, explicando de manera clara los conceptos y datos más destacados de tu trabajo. Para ello, es recomendable que hagas varias lecturas del trabajo para que asientes conocimientos.

Recomendaciones para solventar la defensa pública del TFG

Hacer un guión de la exposición te servirá mucho. No se trata de que leas las notas continuamente, sino que tengas un apoyo al que recurrir de vez en cuando que te guíe y dé seguridad durante la defensa. 

Otro recurso que puede venirte muy bien es una presentación de apoyo. Generalmente, los estudiantes recurren a un Power Point. Puede valer, aunque si conoces alguna otra herramienta, no dudes en recurrir a ella. Este material te servirá para darle un orden a tu intervención y, sobre todo, para facilitar al jurado ideas y conceptos en el caso de recurrir a elementos que se entienden mejor si se visualizan. 

Si optas por esta presentación, algo que es muy recomendable, procura sintetizar conceptos y organizarla de modo que te sirva de guía para el desarrollo de tu exposición. Incluye gráficos y ejemplos que aporten valor a tu trabajo, que apoyen aquello de lo que estás hablando, pero que no sea un guión de literal de lectura.  

Una vez que hayas terminado tu intervención, llegará el turno de las preguntas del tribunal. Es importante que prestes atención para que contestes adecuadamente. Ten a mano un bolígrafo y papel para que puedas anotarlo todo. Según se plantee este momento, podrás responder a cada miembro del tribunal después de su intervención o bien lo harás después de escuchar las preguntas de todos los miembros. Tanto en uno u otro caso, ¡apunta! para que no se quede en el tintero ninguna de las cuestiones que te planteen. 

¡Ojo con interrumpir al tribunal! Nunca intervengas hasta que la persona que pregunta termine su planteamiento, aunque pienses que esté equivocado. Toma nota de lo que dice, piensa bien la respuesta y cuando llegue tu turno contestas. Mejor dirigirte al tribunal de usted que de tú, no lo olvides. 

Otro punto que debes cuidar es tu aspecto. Se trata de un acto formal, así que recurre a una vestimenta adecuada. Algo arreglado, pero cómodo a la vez. 

Para que la defensa pública del TFG no sea un desastre, cuanto más la hayas preparado mejor. Ensaya una y otra vez cuando tengas todo el material que vas a utilizar preparado. Hazlo delante de amigos o familiares porque con ello ganarás seguridad y podrás adaptar tu discurso al tiempo máximo de exposición oral: 15 minutos. 

Ante todo, no te desesperes. Si te preparas bien, verás como solventas con éxito el acto de defensa pública del TGF. Un último esfuezo que tiene una buena recompensa: tu ansiada titulación universitaria. 

13/12/2017
Comparte Share on Facebook Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn