Miriam Castro: "Si tuviera que decidir de nuevo, volvería a elegir Ingeniería... y volvería a elegir Loyola"

Miriam Castro está a punto de acabar Ingeniería Electromecánica... sevillana de nacimiento, se define como una persona feliz y positiva, y lo que más admira en las demás personas es la capacidad de superación. No aspira a ser multimillonaria, porque su sueño en la vida es conseguir seguir siendo feliz en el día a día, con su trabajo, con su familia, con su forma de vivir. 

Reconoce que Ingeniería es una carrera dura y difícil. Por eso, su mejor lugar para relajarse es la playa, dando un paseo en la arena y escuchando el mar. Aunque tiene muchas películas favoritas, una de ellas es “Pearl Harbor” y aunque no tiene claro dónde acabará trabajando dentro de cinco años, sabe que el esfuerzo que ha invertido en una carrera como Ingeniería le será de gran ayuda.

¿Por qué decidiste estudiar Ingeniería Electromecánica?
Tenía muy claro que quería hacer una titulación de ciencias y aunque Ingeniería me parecía complicada y dura, decidí ir a por ello. Tengo que reconocer que me está encantando, no me veo estudiando otra cosa y estoy muy, muy contenta.
Además, es una de las carreras con mayor cantidad de salidas profesionales, ya que, al pertenecer a la rama de Ingeniería Industrial, es de las más demandadas.
¿Qué es lo que más te gusta de esta carrera?
Lo que más me gusta es que es una titulación muy práctica, que lo que ves en clase lo aplicas también en Laboratorio y en los trabajos en grupo. Lo que estudias sabes que luego lo vas a encontrar también en el mundo laboral. Y esto me parece importante. Desde primer curso tenemos prácticas y laboratorio, con lo que aplicas todo lo que ves.
¿Qué dificultades estás encontrando en Ingeniería?
Es una carrera muy dura, las cosas como son, porque no se trata de estudiar y vomitar lo que aprendes en el examen, sino que hay que trabajar mucho, tener muy claros los conceptos, enfrentarte a ejercicios y problemas que ponen a prueba tu razonamiento día a día...
¿Crees que tu carrera tiene futuro profesional?
Ingeniería Electromecánica, como he dicho antes, pertenece a la rama de Ingeniería Industrial, e indudablemente, es una de las áreas de mayor desarrollo. Se necesitan profesionales formados en esta materia en muchos ámbitos, por lo que el futuro profesional es mucho más ventajoso que en otras titulaciones. Si tuviera que definir Ingeniería con una frase, diría futuro profesional.
¿Has participado en alguna actividad además de lo estrictamente académico?
He participado en un proyecto que se llama Loyola Teams, una actividad para alumnado de Ingeniría que te permite realizar proyectos prácticos y reales en diferentes disciplinas. Hay equipos de robótica, de mecánica, de sostenibilidad... yo estuve en este último y nuestro proyecto era realizar una turbina en Honduras para que llegase agua corriente a un poblado. Fue una experiencia estupenda, lo recomiendo a todo el mundo.
¿Crees que es importante hacer un intercambio académico en la carrera?
¡Por supuesto! Yo me he ido de intercambio académico a Francia, al Norte, en una ciudad que se llama Lil. Aunque al principio me resultó un poco dura, no puedo sino recomendar la experiencia. Vivir fuera de casa, tener que solucionar tus problemas sin la ayuda de tu familia, mejorar en otro idioma, conocer gente maravillosa... todo son ventajas. Es cierto que entre Francia y España no hay mucha diferencia cultural, pero yo sí noté diferencia en la universidad. Mientras que aquí todo está muy organizado, las clases, los horarios, las prácticas, etc., en Francia era un caos... los horarios cambiaban día a día, el profesorado no venía... sin embargo, de esto he sacado algo también positivo, ya que me ha servido para aprender a organizarme por mí misma y a darme cuenta de lo que tengo en esta universidad. Además, el intercambio me ha permitido sacarme B2 de francés, así que estoy muy contenta con la experiencia.
¿Has realizado prácticas?
Las prácticas las voy a realizar el próximo curso. Me encantaría hacerlas en una empresa como Endesa, para aplicar la mención de eléctrica, que es el área en la que yo me estoy especializando. Ya he iniciado los trámites a través del servicio de Empleabilidad de la universidad, y la verdad es que me están ayudando mucho.
Sin embargo, también soy consciente de que, aunque haga prácticas en una empresa, tengo que seguir formándome, a través del Máster de Ingeniería Industrial, que me va a permitir ser Ingeniera Industrial y firmar proyectos como tal. También me planteo hacerlo con un MBA, que me dé una visión de la gestión empresarial y poder optar a puestos directivos desde la Ingeniería.
¿Qué te está aportando estudiar en la Universidad Loyola?
Yo en Loyola siento que es como una familia. En otras universidades el alumnado es un número, pero en esta universidad el profesorado se preocupa por ti. El hecho de tener grupos reducidos (en clase somos 15 personas) hace que puedas tener una formación más personalizada, que si el profesorado ve que no te está yendo bien te pregunte, se preocupe, intente explicarte lo que no entiendes. Trabajan contigo día a día. Y eso hay que valorarlo mucho porque no es lo normal en otro tipo de formación. El trato con el profesorado es muy cercano y te apoyan en tus estudios. Yo he llegado a estar con la profesora Ana Pacheco más de seis horas seguidas en su despacho explicándome cosas que no entendía. Y eso te demuestra la entrega y la importancia que le dan a la persona en esta universidad.
El profesor/a que más te ha marcado en Loyola hasta el momento es... 
Los que más me han marcado han sido Ana Pacheco y Mariano Carbonero, que me dieron clase en primer curso. El primer año es un año complicado, porque pasas de Bachillerato a la universidad, y te encuentras un poco perdida. Tanto Ana como Mariano me dieron una confianza en mí misma que ya no he perdido, me animaron, me apoyaron, me hicieron ver que verdaderamente sirvo para la Ingeniería y que voy por el buen camino.
También tengo que hablar de Lázaro Alvarado, quien me ha inculcado la pasión por la rama eléctrica, que es a lo que me quiero dedicar en un principio.
¿Dónde te ves trabajando dentro de cinco años?
La Ingeniería te ofrece muchas oportunidades y eso es una ventaja. Aunque lo que más me gustan son las redes eléctricas, me encantaría probar también otros sectores. Tengo la suerte de haber elegido una carrera que me lo permite.
¿Qué destacarías de tu experiencia como universitaria?
El ambiente en Loyola es muy sano. Al tratarse de una universidad pequeña, tienes la oportunidad de relacionarte más con la gente, no solamente con tus compañeros/as de clase, sino que conoces a personas de otras carreras que te aportan también una visión diferente de las cosas. Pasas tantas horas aquí, estudiando, trabajando, en la Biblioteca, en la cafetería... que esto se convierte en tu otra pequeña familia.
¿Qué consejo le darías a alguien que quiere estudiar Ingeniería?
Que se mentalice de que va a tener que trabajar y estudiar mucho. Si se pone, si se involucra lo va a conseguir, con esfuerzo y con determinación lo logrará. Y, por ejemplo, en Loyola, si pide ayuda, el profesorado le va a dar más material o un método que se adapte a sus necesidades... es duro, pero se puede.
¿Qué le dirías hoy a tu yo de 17 años, ahora que estás a punto de acabar y sabiendo todo lo que has hecho?
Que aproveche más, que no deje escapar muchas de las oportunidades que ha dejado pasar. Yo, por ejemplo, pienso que además de todo lo que he hecho, me debería haber ido a un programa de verano en el extranjero, haber realizado una beca Séneca, voluntariado... hay tantas cosas que te ofrece la vida, la universidad, que cuando pasa el tiempo te das cuenta de que tenías que haberlas aprovechado más...
Pero tengo claro que si volviera a 2º de Bachillerato y tuviera que decidir de nuevo, volvería a elegir Ingeniería Electromecánica y volvería a elegir Loyola.

Narci G. Jarava

 

Comparte Share on Facebook 0 Share on Google+ 0 Tweet about this on Twitter 0 Share on LinkedIn 0